Barcelona y Real Madrid igualan en el clásico español

Un gol de Ramos, de cabeza, en el último suspiro, como siempre que lo necesita el Madrid. Así se recordará el Clásico en el que el conjunto blanco reforzó su liderato en el Camp Nou. El Barcelona se agarraba al corazón de Suárez para creer en esta Liga pero el de Ramos es aún más pasional, mucho más emotivo, y decisivo como ninguno. En la fe del central madridista encontró el camino a la supervivencia el Madrid, tan líder como antes, tan creyente como siempre.

“Soy el Señor Ramos, soluciono problemas”, dijo el defensor que marcó la paridad sobre la hora 

Aquí el minuto 90, ¿está Sergio Ramos? Que se ponga”. Y Ramos respondió al teléfono, cabeceó un balón colgado de Modric (otro) y solucionó el Clásico al más puro estilo Señor Lobo de Pulp Fiction. El Madrid sigue líder a seis puntos del Barcelona. Y lo de Ramos, pues no tiene nombre ya.

Foto: Gentileza 

 

Dejar un Comentario